Todos los días se habla que el chocolate está entre el misterio y la ciencia. Se escribe y difunden en las noticias afirmaciones de los expertos y de mucha gente que por diversas razones afirma que el chocolate es bueno, que es útil para una gran cantidad de enfermedades y la panacea para casi todos los problemas.

 

Immagine3-229x300

Silvio Bessone in Sri Lanka alla scoperta del miglior cacao

Lo que es cierto y destaco al hablar de chocolate son sus características y  contribución del cacao como un producto “nutracéutico”. Con base en los estudios que he hecho en el cacao y el análisis complejo del proceso de transformar una semilla comestible agrícola, puede presentar varias fases críticas en especial a partir de algunos aspectos muy específicos.

 

Las variedades botánicas que se destacan cada vez más son Criollo, Forastero y Trinitario, pero de igual manera se encuentran frente a una verdadera encrucijada por el tema de la clonación y en algunos casos que estoy seguro de que se ha ido aún más lejos. ¿Qué quiero decir? Me refiero a que se está utilizando la modificación genética. Se OMG! Esa palabra que siempre genera mucho miedo, porque usted no sabe lo que está pasando en el interior de la materia, lo que empuja a los genetistas para superar las fronteras dentro de lo legítimo. ¡Eso es fácil de adivinar!

 

¿Más cacao a un menor costo?, ¿Se necesita menos trabajo en el campo?, ¿Sirve un mayor rendimiento por hectárea? Todas estas preguntas conducen a respuestas más sencillas, sobre lo que es mejor para el futuro. Aumentar el cacao significaría una mayor extensión de las plantaciones, y eso no se traduce como un problema,  pues los territorios adecuados para el cultivo son muy amplios en esos países productores. Además hay una necesidad de trabajar y en muchos casos hambre.

 

También se necesitan incentivos a los agricultores, sin embargo,  parece que esto no es la solución más viable. Entonces, ¿cómo producir más en las mismas plantaciones?, ¿qué hacer? Algunas respuestas apuntan a aumentar los rendimientos por hectárea echando mano de una mayor fertilización, el aumento de la irrigación y especialmente, a través del acoplamiento de la variedad de cepas clonales capaces de resistir mejor a las enfermedades, dando así mayor rendimiento. Hasta aquí no habría ningún daño, pero exagerar siempre nos lleva a la dirección opuesta.

Arrivo del cacao 2007 019

El aumento de las intervenciones en el campo genera costos que los agricultores están luchando para soportar. Al menos los productores  independientes que manejan pequeñas cantidades y sobre todo los que no tienen el acceso, ni el poder de imponer normas a los comerciantes. Hay que evitar dejarle a los agricultores sólo sus ojos para llorar, porque a veces con la venta de la cosecha no es suficiente para pagar los tratamientos recomendados.

Sobre la ciencia puedo apoyar sin temor a que el análisis del cacao común es un error. Se debe considerar la transformación de los tipos de cacao a través de un método científico, siguiendo los protocolos precisos que dan certeza de éxito y especialmente la reproducción de los elementos.

Por esta razón, se está registrando la patente del “Método Bessone”, que es el resultado de veinte años de investigación para crear un protocolo  y hacer la diferencia, además de tener la certeza y generar la confianza para hacerle frente a las investigaciones en la dirección correcta.

Traducido para

Vanessa Rolfini / @rutasgolosas
MailScanner has detected a possible fraud attempt from «www.historiasdesobremesa.wordpress.com» claiming to be www.rutasgolosas.com